Imprimir

Independientemente de las ayudas concedidas en virtud de la declaración de “zona gravemente aplicada por una emergencia de protección civil,” popularmente conocida como “zona catastrófica,” tal y como se dispone en la Ley 17/2015, existe un procedimiento de subvenciones en atención a determinadas necesidades derivadas de situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica regulado por el RD 307/2005.

¿Qué entendemos por situación de emergencia o naturaleza catastrófica?

Se entenderá por situación de emergencia el estado de necesidad sobrevenido a una comunidad de personas ante un grave e inminente riesgo colectivo excepcional, el cual, por su propio origen y carácter, resulta inevitable o imprevisible, y que deviene en situación de naturaleza catastrófica cuando, una vez actualizado el riesgo y producido el hecho causante, se alteran sustancialmente las condiciones de vida de esa colectividad y se producen graves daños que afectan a una pluralidad de personas y bienes.

Naturaleza de las ayudas

La concesión de estas ayudas tendrá carácter subsidiario respecto de cualquier otro sistema de cobertura de daños, público o privado, nacional o internacional, del que puedan ser beneficiarios los afectados.

No obstante, cuando los mencionados sistemas no cubran la totalidad de los daños producidos, las subvenciones se concederán con carácter complementario y serán compatibles en concurrencia con otras subvenciones, indemnizaciones, ayudas, ingresos o recursos, procedentes de sistemas públicos o privados, nacionales o internacionales, hasta el límite del valor del daño producido.

¿Quiénes pueden beneficiarse de estas ayudas? 

  • Las unidades familiares o de convivencia económica que sufran daños personales o materiales, ponderándose, a estos efectos, la cuantía de la ayuda en proporción a los recursos económicos de que dispongan para hacer frente a una situación de emergencia o catástrofe.
  • Las Corporaciones Locales que acrediten escasez de recursos para hacer frente a los gastos derivados de actuaciones ante situaciones de grave riesgo o naturaleza catastrófica.
  • Las personas físicas o jurídicas que, requeridas por la autoridad competente, hayan llevado a cabo una prestación personal o de bienes, a causa de una situación de emergencia.
  • Las personas físicas o jurídicas titulares de establecimientos mercantiles, industriales o de servicios, con menos de cincuenta empleados, cuyos locales de negocio o bienes afectos a esa actividad hubieran sido dañados directamente por los hechos derivados de la situación de emergencia o de naturaleza catastrófica.
  • Las Comunidades de Propietarios en régimen de propiedad horizontal que hayan sufrido daños en elementos comunes de uso general que afecten tanto a la seguridad como a la funcionalidad del inmueble, derivados de la situación de emergencia o de naturaleza catastrófica.

Más información.

¿Bajo qué supuestos puede concederse la subvención?

  • En caso de destrucción total de la vivienda habitual, siempre que uno de los miembros de la unidad familiar o de convivencia que residieran en aquélla sea propietario de la misma.
  • Por daños que afecten a la estructura de la vivienda habitual, con idénticas condiciones a las exigidas en el párrafo anterior.
  • Por daños menos graves que no afecten a la estructura de la vivienda habitual, siempre que uno de los miembros de la unidad familiar o de convivencia residente en aquélla estuviera obligado legalmente, en virtud de su título jurídico de posesión sobre dicha vivienda, a asumir el coste económico de los daños producidos.
  • Por destrucción o daños de los enseres domésticos de primera necesidad que hayan sido afectados en la vivienda habitual por los hechos causantes. A estos efectos, únicamente se consideran como enseres domésticos de primera necesidad los muebles y elementos del equipamiento doméstico básico para cubrir las necesidades esenciales de habitabilidad de la vivienda.
  • Por daños que, impidiendo el normal desarrollo de las actividades domésticas ordinarias con unas mínimas condiciones de habitabilidad, afecten a elementos comunes de uso general pertenecientes a una Comunidad de Propietarios en régimen de propiedad horizontal. A estos efectos, será requisito imprescindible que ésta tenga contratada póliza de seguro en vigor en el momento de producirse los hechos causantes, y que el daño se hubiera producido por algún riesgo no incluido en el seguro de riesgos extraordinarios o en la cobertura ordinaria de la póliza de seguro.
  • A efectos de estas ayudas, únicamente podrán ser objeto de subvención los daños que hayan sido causados de forma directa y determinante por el hecho catastrófico al que se imputen, debiendo quedar suficientemente acreditada dicha relación de causalidad.

Más información.

¿Cómo solicito la ayuda? 

Los vecinos que soliciten la ayuda, sean personas físicas o jurídicas, deberán hacer llegar la documentación debidamente cumplimentada a la subdelegación del Gobierno de España. 

Es imprescindible que los bienes afectados estén cubiertos por una póliza de seguros en el momento de los hechos causantes.

Existen modelos de solicitud oficiales los cuales pueden descargarse en la página del Ministerio del Interior. Además de dicho modelo cumplimentado, es necesario que vaya acompañado de un informe técnico o peritaje. 

Deben presentarse por vía telemática o físicamente a través de la plataforma ORVE, la cual está a disposición de la ciudadanía en el Ayuntamiento. 

Esta línea de ayudas es independiente de la Declaración de “zona catastrófica.”

procedimiento ayudas

Más información sobre el procedimiento de concesión. (DG Protección Civil)

Información ampliada sobre las ayudas (Orden del Ministerio del Interior)

Anexo: solicitudes  (Ministerio del Interior - BOE) 

Real Decreto 307/2005 

 

El plazo para la presentación de solicitudes es de un mes desde el día siguiente de la finalización de la catástrofe (en este caso el temporal Filomena.) Según el Consejo de Ministros: "La situación de emergencia provocada por el temporal de nieve y frío comenzó el 7 de enero y ha concluido este lunes 18 de enero, cuando la Dirección General de Protección Civil desactivó la declaración de preemergencia en situación operativa 1 y el Plan Estatal General de Emergencia (PLEGEM) volvió a su fase ordinaria de alerta y seguimiento permanente." - Acuerdo 1/2021 del Consejo de Ministros.

 

 

Etiquetado como:

Alertas