Imprimir

El paso de la borrasca Filomena por Fuensalida ha dejado cuantiosos daños en elementos y bienes públicos. Una vez finalizadas las tareas de despeje de nieve de vía pública y asegurado el tránsito de vehículos y peatones por las calles de nuestro municipio, comenzaron las labores de peritaje y reparación de los técnicos y operarios municipales para así poder recobrar plena normalidad tras este anómalo suceso. 

En aras de remitir toda la información sobre daños a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha con el fin de optar a las ayudas subsidiaras que pone a disposición de las entidades locales el Gobierno de la Nación en virtud del Real Decreto 307/2005, se cuantificaron numerosos destrozos y se realizaron múltiples actuaciones. Caben destacar los daños en acerados y calzadas, la reposición de resaltos, las actuaciones en la red de agua potable, el arreglo de contadores y alcantarillado, los deterioros en zonas verdes y arbolado, fuentes, alumbrado, sistemas de climatización, humedades y actuaciones en pabellones. Todos los destrozos y actuaciones se han cuantificado por un montante total de 312.000€.

Igualmente, cabe resaltar que el Consejo de Ministros declaró que Castilla-La Mancha, Fuensalida inclusive, era una zona gravemente afectada por una emergencia de Protección Civil, coloquialmente conocida como zona catastrófica. 

Por otro lado, Santi Vera, Alcalde de Fuensalida, destacó en su dación de cuenta del pleno ordinario celebrado el 25 de febrero la gran labor de los agricultores y voluntarios de Fuensalida, quienes con su maquinaria día, tarde y noche despejaron las vías del municipio para que los vecinos pudiesen recobrar la normalidad, enfrentándose a unas condiciones climatológicas extremas y prestándose sin miramientos al interés general y el bien público en un ejercicio de ejemplaridad ciudadana. 

Etiquetado como:

Protección Civil